Un optimista ve oportunidades en toda calamidad. Un pesimista, ve calamidades en toda oportunidad.  – Sir Winston Churchill.

El Compliance Officer o Responsable de Cumplimiento es la persona encargada de supervisar y garantizar el cumplimiento (y, en su caso, de la implantación), del Programa de Cumplimiento normativo de la empresa.

Dado que los Programas de Cumplimiento normativo son algo vivo, uno de los pilares de su éxito es la continua supervisión del mismo. Será el Compliance Officer la persona que se encargue de dicha labor, de la identificación de los nuevos riesgos que vayan surgiendo, de su adaptación a las novedades legislativas y, en general a las necesidades reales de la empresa en cada momento.

Del mismo modo será el encargado de exigir y formar a todos los empleados, directivos y miembros de la empresa a fin de que cumplan, entre otros, el Manual de Prevención de Delitos con el máximo rigor, así como el Código Ético que cada empresa establezca.

El Compliance Officer debe llevar a cabo su función con absoluta independencia y autonomía, y sin riesgo de penalizaciones o represalias por parte de la empresa.

Es por lo tanto, un requisito indispensable para el correcto funcionamiento del sistema de cumplimiento normativo que se instaure en la empresa, el nombramiento del Compliance Officer que velará no solo por la evitación de la comisión de delitos, sino por el adecuado seguimiento y actualización de los programas de cumplimiento normativo

En caso de que su empresa se decante por un Compliance Officer interno recibirá de nuestro despacho una completa formación para garantizar un perfecto cumplimiento de la legislación vigente. Asimismo, en caso de que la opción elegida sea la del nombramiento de un Compliance Officer externo, LASCASAS ABOGADOS se hará cargo de este cometido, reportando mensualmente un informe al Consejo de Administración de las labores de control y prevención efectuadas.